Saltar al contenido

10 trucos para sostener la humedad fuera de sus guardarropas

Los guardarropas y aparadores pueden apresar la humedad, en especial si están contra la pared exterior. Esto conduce al moho, que no solo es perjudicial y antiestético, sino asimismo puede arruinar el contenido de su guardarropa. Las bacterias pueden medrar en lugares oscuros y húmedos y pueden ser la causa de enfermedades en su casa.

Entonces, ¿de qué manera puede prevenir la humedad en sus guardarropas? Prosiga estos fáciles trucos y asegúrese de que su casa esté libre de moho:

Compruebe si hay fuentes externas de filtración de agua

Empieza cortando cualquier fuente externa de humedad. Verifique que no haya filtraciones de agua de las paredes, el techo o bien el suelo. Si hay un baño en el piso superior que no está apropiadamente impermeabilizado, podría haber filtraciones a través del techo que hacen que las paredes de su guardarropa se mojen. Una fisura en la pared podría hacer que el agua de lluvia entrase. Salvo que se resuelva la raíz del inconveniente, no se puede hallar una solución.

Eliminar cualquier moho que esté presente en los armarios

Si existe algún moho o bien hongos que están medrando en sus guardarropas, pueden limpiarlo con una solución de 50:50 de agua y vinagre. Vierta un tanto de vinagre concentrado en la superficie para matar las esporas ocultas y déjelo secar. Cuando todas y cada una de las superficies estén limpias, límpielas con agua y séquelas totalmente.

Eliminar el moho en los baños

El moho en los baños puede ser removido utilizando blanqueador y desinfectante. Tengan cuidado de leer las instrucciones y empléenlo como corresponda en superficies como la madera o bien el mármol. La lejía es una substancia potente, aun cuando se diluye, y podría ocasionar daños en el acabado.

Asegúrese de que haya un buen flujo de aire

De vez en cuando, podrías dejar las persianas abiertas para ventilar el contenido de los guardarropas. No empaques las cosas muy apretadas, y cerciórate de que haya espacio a fin de que el aire circule. La carencia de una ventilación conveniente puede contribuir al desarrollo del moho.

Especialmente en el zapatero, es una gran idea tener persianas en los postigos en tanto que el calzado tiende a estar húmedo y puede olisquear mal. Asimismo, considere las persianas de lamas para el gabinete donde ha guardado el tubo de gas.

Despeje y limpie profundamente

De vez en cuando, deberías despejar tus guardarropas y tirar todo cuanto no esté en empleo. Adecentar el polvo y menear todo cuanto no se haya utilizado en un tiempo.

Forrar los anaqueles con papel

Usar papel de forro en los estantes; servirá como el primer control de la humedad en un espacio cerrado. Asimismo puede utilizar rollos de papel absorbente o bien periódicos. De forma alternativa, puedes emplear forros de plástico que pueden ser lavados y vueltos a utilizar.

Mantener los niveles de humedad bajos

Reduzca el nivel de humedad en su casa para eludir condiciones de humedad; puede sostener la circulación del aire abriendo puertas y ventanas y dejando que se genere cierta ventilación cruzada. Deje que la luz del sol entre por las ventanas cuando menos una vez al día. La luz del sol es un desinfectante natural y va a secar todas y cada una de las superficies. Recuerde sostener los extractores en funcionamiento cuando se bañe o bien cuando cocine en la cocina. Los ventiladores del baño deben sostenerse abiertos a fin de que entre el aire limpio.

No use alfombras o bien tapetes en áreas húmedas

Retire las alfombras o bien tapetes del baño, vestíbulo, balcones y cualquier otro espacio que pueda mojarse. Mientras que estas alfombras se estén secando, van a hacer que la humedad de las habitaciones aumente.

Nunca almacene artículos húmedos

Antes de colgar cualquier ropa en el guardarropa, asegúrese de que esté totalmente seca. La humedad tiende a trasferirse a otras cosas en un espacio cerrado. Los zapatos deben ventilarse ya antes de guardarlos tras las persianas cerradas. En la época de lluvias, jamás cuelgue impermeables mojados o bien paraguas en un guardarropa. La despensa de la cocina asimismo debe contener solo comestibles secos. Si se derrama algún líquido, límpiese de una vez y seque los anaqueles totalmente.

Desecantes para armarios

Los bultos de gel de sílice o bien los ladrillos de lignito envueltos en lona de muselina pueden absorber la humedad y reducir cualquier incidencia de humedad en sus guardarropas.

Las bolas de naftalina o bien las bolas de naftalina asimismo son buenas para reducir los niveles de humedad y se sabe que evitan la capacitación de moho. No obstante, ciertos estudios han probado que determinados productos químicos en las bolas de naftalina se han encontrado tóxicos y ocasionan perturbaciones en la salud mediante un contacto prolongado.

Conque asegúrese de emplearlas con cautela. Las bolas de alcanfor son una buena opción alternativa para las bolas de naftalina. Las hojas secas de neem asimismo son conocidas por ser un desecante natural. Sea como sea el empleo, sustituya los bultos de forma regular puesto que van a perder su eficiencia con el tiempo.

¿Cuáles son sus sugerencias para sostener la humedad fuera de sus guardarropas? Comparta con nuestros lectores los próximos comentarios.