Saltar al contenido

4 consejos básicos para la limpieza del sofá

Ha  habido múltiples casos en los que la mala limpieza ha destruido los buenos muebles. La única opción alternativa es saber de qué se trata el sofá, el material empleado, su estructura y de qué manera puedes sostenerlo lo más limpio posible con regularidad. Acá existen alg1s consejos para la limpieza del sofá que te van a ayudar.

Los sofás y los sofás son juegos de muebles que padecen mucho abuso, desgaste y rupturas. Sentarse, saltar sobre ellos, tirarles ropa, juguetes y chucherías puede hacer que aun los mejores parezcan gastados en escaso tiempo.

Los sofás vienen en una pluralidad de materiales, lonas y diseños. Desde tapicería de algodón y lino hasta cuero puro y falso, los materiales son enormes, cambian en las técnicas de mantenimiento y precisan un cuidado singular por sí solos. Los limpiadores familiares normales no operan bajo el término de “una talla única“, en lo relativo a los sofás. Dado el número de agentes de limpieza en seco libres en nuestros días, hacer un buen trabajo es posible, sin tener profesionales que lo hagan a un costo descomunal.

1. Material para sofás

Conocemos el material del sofá ya antes de recogerlo de la sala de exposición. En el caso de los muebles de segunda mano, identificarlos podría ser bastante difícil. En el caso de duda, busque la etiqueta de la lona de su sofá para determinar el género de material del que está hecho. Los sofás de marca acostumbran a tener códigos de letras para apuntar de qué manera se pueden adecentar.

La “W” señala que la limpieza puede hacerse con un agente a base de agua, la “S” señala limpieza en seco, la “WS” señala un limpiador a base de agua y la “X” señala solo limpieza con aspiradora. La “O bien” señala que el material orgánico, con fibras naturales y la limpieza, debe hacerse con agua fría.

En en el caso de que no existan semejantes indicaciones de “letra”, los sofás han de ser limpiados con discreción. La tapicería de cuero se dañará de manera permanente por el agua y los sofás de lona precisan agentes de limpieza más fuertes para las máculas y marcas. Ser cauto es la clave para adecentar los sofás.

2. Limpiador de sofás

Compra el limpiador conveniente para tu sofá. Los limpiadores y acondicionadores de cuero, las soluciones a base de agua no son lo mismo y han de ser utilizados de manera cuidadosa. En tanto que son costosos, tiene todavía más sentido elegirlos cuidadosamente.

3. Consejos básicos para la limpieza de sofás

Los limpiadores y los agentes de limpieza son solo para la limpieza profunda. Es esencial desocupar cualquier suciedad, suciedad y polvo ya antes de adecentar con ellos. Utilizando un cepillo de cerdas básicas, peine mediante los asientos del sofá, en los rincones y esquinas, el respaldo y el reposabrazos. Una vez removido, es más simple llegar a adecentar las máculas más profundas.

4. DESBARBADO DE LA SUPERFICIE

El pelo de las mascotas, las migas de comida y los líquidos espesos son desechos superficiales que precisan una buena aspiración o bien interfieren con el proceso de limpieza profunda. Retire los cojines y peine o bien aspire bien el asiento. Quita las migajas y la suciedad de las esquinas, da la vuelta al sofá y limpia por debajo.

Limpiar el sofá o bien el sofá no debe ser un ritual anual con la familia. El polvo y la suciedad de los sofás son una de las primordiales razones de las alergias persistentes como la rinitis y la bronquitis, en especial en los pequeños pequeños. Limpiarlos a menudo sostiene estas condiciones a raya y mejora la calidad de vida por lo general.