Saltar al contenido

5 criterios que debe estimar ya antes de adquirir cortinas

Cuando se compran cortinas, ¿cuántos de miran la longitud, el color y después hacen su elección? ¿Alguna vez han mantenido el presupuesto como único criterio de selección? Las cortinas son muebles que definen una habitación y cuando se escogen de manera sabia, ¡la convierten totalmente!

Ya sean cortinas para puertas o bien ventanas, hay mucho que estimar cuando se compran: su longitud y forro, el color y el diseño, si hay que hacerlas a la medida o bien adquirirlas ya hechas. Como hay tantas opciones, adquirir cortinas puede ser bastante apabullante.

Sin embargo, nuestros especialistas internos hacen que la adquisición de cortinas sea simple. Ahora hay 5 criterios que DEBE estimar ya antes de adquirir cortinas. ¿Ya ha pensado en ellos?

1. Tejido y color de las cortinas

La lona es una consideración esencial para las cortinas por el hecho de que deja que el hogar respire. La lona conveniente se sostiene por más tiempo y se sienta estupendamente. Si las lonas son demasiado pesadas, se vierten por toda la ventana pese a estar separadas, al paso que las lonas ligeras no acostumbran a continuar juntas. Además de esto, ciertos materiales dejan el libre flujo del aire, sostienen el polvo distanciado, al paso que otros pueden ser demasiado sofocantes y aumentan la recolección de polvo y las alergias en el hogar.

Al estimar la lona y el tono de las cortinas, tenga presente estos puntos:

  • Considere la cubierta de la lona. Trabaje con una muestra grande en la propia tienda y vea de qué forma cae. Pliéguelo como un acordeón y vea si se derrama o bien sostiene su forma.
  • Considere la exposición a la luz del sol con el tiempo. Si la habitación tiene mucha luz, sostenga los colores claros y pastel. Los colores refulgentes, singularmente en el algodón, tienden a desvanecerse más veloz y a parecer monótonos.
  • Considere el material, así sea una sola opción o bien una combinación de opciones. La mayor parte de los hogares usan una combinación de algodón y lino ligero y aireado a lo largo del día refulgente y radiante, y terciopelo o bien bayeta grueso y obscuro conforme la luz se desvanece y hace más frío. Las cortinas de ventana marchan mejor en seda, seda artificial, algodón, lino y terciopelo. Las habitaciones radiantes marchan bien con seda artificial. Si bloquear la luz y sostener el calor es esencial, ent11s se puede incorporar un material de fieltro grueso y aislante al material fino en sí.

2. Longitud y forro

Antes de elegir la lona, piensa a qué altura de la ventana deseas que comiencen las cortinas. Semejantes cortinas dan a las habitaciones pequeñas una sensación de altura. Aprende acá cómo

  • Empiece a medir desde la parte superior de la ventana + los centímetros auxiliares de altura de los ganchos
  • Termina el largo con las cortinas mojadas en el suelo (para un aspecto tradicional), y solo forrando el zócalo (para un aspecto moderno y moderno)
  • Añade 4″- 8″ de ancho a cada lado con un auxiliar dos″ para un aspecto más completo de la cortina. Esto asegura que cuando se separe, las cortinas no se verterán en el área de la ventana.

3. Preparado o bien hecho a medida

Las cortinas de ventana hechas a la medida tienen más beneficios que las hechas. Sus dimensiones pueden personalizarse conforme el tamaño de las ventanas, sus paneles adaptados están libres en múltiples opciones de diseño y una pluralidad de materiales pueden entremezclarse y conjuntarse para amoldarse a diferentes propósitos.

Las cortinas confeccionadas están libres en múltiples diseños y materiales online. Puesto que están cosidas para ajustarse a las dimensiones estándar, adquirirlas y alternarlas con cortinas adaptadas es razonable, como marcha para los hogares y pisos de en la actualidad. Adquirir material de cortina de mejor calidad y coserlas es más durable y perdurable.

4. Lavado en seco o bien lavado en casa

Esto puede parecer sin relevancia, mas es esencial adquirir cortinas basadas en la naturaleza del lavado que pueden ahorrar tiempo y dinero en un largo plazo. Las cortinas de alta calidad que se utilizan para la sala de estar y el dormitorio han de ser limpiadas en seco o bien se arruinarán velozmente si se lavan en casa. Las cortinas de algodón y otras cortinas de empleo diario pueden lavarse en casa y volver a usarse.

5. Consultores de bricolaje o bien de cortinas

Esta es quizá el interrogante más esencial que debe hacerse.

¿Desea “hacerlo mismo” – decidir el material, tomar medidas, buscar, adquirir la lona y darla para coser O bien desea que un consultor de cortinas venga y lo haga por – planear la apariencia, la textura y el acabado, ofrecer una selección de materiales y hacer que se cosan y se entreguen en mano en la comodidad de su hogar?

Ambas cosas tienen sus ventajas y desventajas. Al paso que tener un asesor que venga y lo haga por no es una molestia, ahorrándole varios viajes a la tienda, puede resultar costoso salvo que halle 1 razonable que haga un buen trabajo. Por otra parte, hacerlo mismo puede ahorrarle dinero mas con el tiempo va a ser demasiado trabajo de piernas.

Recuerda todos y cada uno de los puntos precedentes ya antes de decidirte a adquirir cortinas para la casa. Haz bien tus deberes, y hallarás las cortinas que te servirán a lo largo de años y van a prestar su estética a tu espacio.