Saltar al contenido

5 pasos simples para elegir las sillas de comedor

La vida pasa en un comedor“, se afirma, ¡y no es sorprendente por qué razón! Desde los desayunos perezosos a las comidas familiares, y los chismes inacabables a los juegos de mesa, la mesa del comedor es el sitio donde ocurre todo el zumbido en el hogar. Es de esta manera como se puede crear un entorno de comedor y escoger sillas que complementen la acción.

Las sillas y las mesas deben coincidir, y es de esta manera como siempre y en toda circunstancia lo hemos hecho. Este procedimiento no solo es hastiado y predecible, sino más bien asimismo carísimo. Las casas contemporáneas y las tendencias mundiales han hecho que los asientos sean muy polivalentes y no obstante horriblemente confusos.

¿Escoges una silla negra para ir con una mesa de madera, tus sillas deben ser capaces para mascotas – son solo ciertas preguntas que brotan? Todo puede parecer complejo, mas existen algunas reglas básicas que uno debe seguir;

1. LA COMODIDAD ES PRIMORDIAL

Nos tomamos tantas molestias en el aspecto y el diseño que la comodidad de las sillas queda apartada a lo último. No todo cuanto se ve bien, se sienta bien. Mira si estás con comodidad sentado en una silla a lo largo de por lo menos dos horas y después escoge la silla conveniente en consecuencia.

¿De qué manera se hace esto?

  • Mide el ancho de la silla de comedor en su punto más ancho – el respaldo o bien los asientos son los más anchos
  • Las sillas de comedor sin brazos son cómodas para sentarse cuando tienen 24 pulgadas de profundidad y 22 pulgadas de ancho aproximadamente
  • Cualquier cosa más pequeña que 17 pulgadas por veinte pulgadas es mejor evitar
  • Los brazos de la silla ocupan un espacio auxiliar de 6 pulgadas. Si esto no puede ser acomodado, es mejor eludir en espacios limitados

Los sillones en la mesa del comedor son esenciales pues dan comodidad a los ancianos, los enfermos, las mujeres embarazadas y los pequeños. Puesto que el comedor precisa movimiento, adquiere sillas que puedan deslizarse bajo la mesa del comedor. Cuando menos 12 pulgadas ha de ser el espacio entre la silla y el tablero de la mesa para asegurar un asiento relajado y que deje mucho espacio para las piernas.

2. REFLEJAR EL ESTILO DE VIDA EN LA ELECCIÓN

El modo de vida que llevas puede reflejarse en las sillas que escoges para tu mesa comedor. Así sea que organice grandes asambleas o bien cenas informales, el diseño establece el tono de el alimento.

Mientras que las sillas de respaldo bajo son casuales, las de respaldo alto son formales. Las sillas de respaldo abierto generan una sensación de espacio y las sillas enormes y bien definidas se ven mejor en espacios grandes. Estas marchan por medio de temas, así sean contemporáneos, modernos o bien tradicionales.

Alternativamente, se pueden adquirir dos grandes y peculiares sillas y simples sillas laterales que dan una sensación semi-formal que puede satisfacer diferentes requerimientos.

3. JUGAR CON LAS APARIENCIAS

Las sillas de comedor que son un juego de colores y sentidos se ven mucho mejor que los fósforos precisos. El truco para hacer esto es hallar una línea de pensamiento común por medio de lo que escoges. Así sea el diseño, el material, el color o bien la manera, esto une las sillas y une la cohesión y la estructura.

Si te agrada un color particularmente, puedes escoger un diseño de silla diferente en él, o bien si un diseño geométrico es tu preferido, puedes escoger sillas de diferentes colores. Los respaldos, la tapicería y otros complementos siempre y en todo momento se pueden entremezclar y conjuntar para aportar cohesión. Esto asimismo te va a ayudar a viajar en el tiempo, mostrando diferentes periodos de tiempo en tus muebles.

4. MOVIMIENTO FÁCIL

Las sillas de comedor que se mueven alrededor son una bendición, así sea que se empleen como asientos auxiliares para la zona de estar mientras que se entretiene a los convidados, en una oficina en casa o bien cuando la mesa se usa para otras labores.

Las sillas con respaldo de listones o bien moldeadas en plástico son las mejores para sujetar cuando se mueven, son buenas para las mascotas y los pequeños y son polivalentes. Las sillas de respaldo abierto suprimen el desorden visual, se ven limpias y dan apoyo. Las sillas de respaldo sólido o bien las que tienen tapizado son en ocasiones bastante difíciles de desplazar.

5. ELEGIR LAS VISTAS DE MANTENIMIENTO

El material de la cena es fundamental y puede mudar tu estado anímico. Al paso que el ratán y la caña dan una vibración veraniega tropical, el metal es minimalista y agrega brillo.

La madera es cálida y agradable, al tiempo que el plástico es funcional y básico. Cada uno de ellos de estos materiales tiene sus requisitos de mantenimiento y jamás hay que perder de vista eso al elegir los muebles.

Las mascotas y los pequeños provocan un enorme desgaste. Las sillas básicas con un mínimo de lona son mejores en estos casos en tanto que asisten a una simple limpieza.

En cuanto a los materiales, las mezclas de cuero y algodón son simples de adecentar, se ven bien y son accesibles. Los materiales frágiles como el encaje y el terciopelo se emplean mejor como fundas, se lavan y se vuelven a utilizar. Las lonas de color medio a obscuro marchan mejor para las sillas de comedor.

¿Se le ocurren otros factores que puedan decidir su elección de sillas de comedor? Comparta con nosotros ahora, nos encantaría presentarlas.