Armarios Pequeños Puertas Correderas

De esta manera logramos integrar y resaltar al unísono con esta estructura de hierro forjado de la que cuelgan las 2 puertas. Una puerta corredera puede llegar a funcionar igual que una pared. Como un cuadro, en un caso así, sobre el que realizar pintura decorativa para una habitación infantil. Las correderas vistas, como la de este vestidor, son una alternativa muy práctica si no deseas meterte en otras. Y si eres manitas incluso puedes instalarlas mismo, en tanto que discurren por unas guías vistas. El único “pero” es que precisas liberar el los laterales de la pared para que la puerta pueda desplazarse.

En dormitorio acostumbra a ser una de las estancias en las que el espacio suele estar muy limitado. La cama de matrimonio incluso una cama individual acostumbran a estar puestas en el centro de la estancia y por tanto ocupando la mayoría del espacio disponible. El armario de puertas correderas en este contexto es de extrema de ayuda ya que nos dejará contar con de grandes espacios de almacenamiento sin tener que recurrir a otras estancias. Logra abrir las puertas de tu armario con total comodidad y sin que choquen con la cama. Apuesta por un armario de puertas correderas y olvídate por siempre de golpear los muebles, limitar las zonas de paso o calcular si vas a tener el preciso para abrir las puertas.