Saltar al contenido

Convertir el interior de su casa con arte

El interior de tu casa jamás está completo sin las obras de arte convenientes para complementar tu decoración. Así sea que escojas pinturas originales costosas o bien impresiones digitales, las obras de arte adecuadas en los espacios convenientes pueden destacar la belleza de tu hogar y ocasionar un poderoso impacto. Echemos una ojeada a lo que debes tener en consideración en el momento de escoger el arte para tu casa!

Ten en cuenta los colores, las texturas y las líneas

El arte que elija debe ir bien con el resto de los elementos interiores de su habitación. Anuda tu decoración con tus obras de arte escogiendo colores que vayan bien entre ellos. Escoge dos o bien 3 de los colores que definen tu habitación, y busca obras de arte que usen estos colores. Esto asimismo va a funcionar del revés. Si escoges un cuadro antes que el resto del diseño interior esté terminado, ¡puedes emplear el color central del cuadro para escoger los muebles de la habitación!

Las líneas y texturas en la obra de arte asimismo pueden ser acentuadas repitiéndolas en otras unas partes de la habitación, por servirnos de un ejemplo, en el escaparate o bien la tapicería. Si tiene muebles contemporáneos con líneas simples, la pintura que escoja puede ser moderna o bien abstracta para resaltar y destacar el tema.

Tenga en cuenta que lo que cuelgue en sus paredes jamás debe chocar con el resto del espacio. Por servirnos de un ejemplo, solo puedes imaginarte cuánto se opone una pintura moderna en blanco y negro a una sala de estar hecha en estilo tradicional con tapicería de cachemira.

Tamaño

Si tu cuadro es demasiado grande, abrumará la habitación. Y al tiempo, una pieza demasiado pequeña se va a perder absolutamente en la pared. Una regla de oro para escoger el tamaño adecuado del arte, normalmente, la obra de arte escogida ha de ser más o menos 3 cuartos del ancho del mueble. Cuando tenga dudas, prosiga sus instintos. Lo que te parezca adecuado, ¡generalmente va a ser adecuado!

Varias piezas pequeñas asimismo pueden reemplazar a una sola pieza más grande. Cerciórate de que prosiguen un tema central y no chocan entre sí.

Elija el arte que tenga el significado adecuado para cada espacio

Añadir arte a tu interior es más que clavar un clavo en la pared de tu salón y colgar una huella que alguien te ha regalado. Las piezas que escojas deben hablarte y evocar las emociones convenientes. Por servirnos de un ejemplo, tu dormitorio puede tener un centro de mesa con las suaves olas de una playa apartada, creado en tonos pastel tranquilizantes que ralentizan tu pensamiento y te dan calma al final de un largo día. Al paso que en el cuarto de juegos de tu hijo puedes escoger tener pinturas que sean juveniles, creadas en colores vibrantes y energéticos para reflejar el entretenimiento que tu pequeño va a tener en ese espacio.

¡Enmárcalo bien!

El marco que escojas puede hacer o bien deshacer tu arte. Los elaborados marcos ornamentales son idóneos para pinturas o bien paisajes de estilo viejo, al paso que los simples marcos de madera o bien negros van bien con las impresiones modernas. Los marcos dobles con vidrio no reflectante se ven bien cuando deseas que se preste más atención al cuadro en sí. Cuando deseas que el arte se mezcle con el fondo, asimismo puedes ir sin marco.

Una palabra de cautela, debes tomar en consideración dónde escoges colgar los cuadros. Cualquier arte que no esté protegido por el vidrio no debe permitirse que acumule polvo, puesto que eso puede deteriorar la belleza de la superficie. Asimismo está claro que si el arte se cuelga en paredes que reciben sol directo, los colores pueden desvanecerse con el tiempo.

Instálalo bien

Mucha gente comete el fallo de colgar sus obras de arte demasiado alto o bien demasiado bajo, quitando el impacto de la pintura. No deberías tener que levantar el cuello para poder ver la pintura, ¡mas tampoco deberías agacharte! Lo idóneo es que el centro del cuadro esté a la altura de los ojos. Si tienes un conjunto de pinturas agrupadas, ent11s trabaja la composición centrada alrededor del nivel de los ojos. Esto te dejará querer mejor la belleza de las piezas.

¡Muestra tu arte con una buena luz!

Un cuadro bello va a perder su relevancia si no se muestra con la mejor luz. La buena iluminación aumenta el efecto de cualquier obra de arte. Si deseas tener luces focales que destaquen la obra de arte, planea las luces de pista o bien las luces de techo. Pueden ser angulares a fin de que el rayo de luz llegue al centro de la pieza. Procura ajustar el rayo para eludir sombras largas. Asimismo cerciórate de que no haya deslumbramiento en el vidrio. Las luces para cuadros montadas en la pared justo sobre el cuadro asimismo son una gran idea si deseas que tu obra de arte atraiga una atención especial

Como afirmó Pablo Picasso, “el propósito del arte es lavar de nuestras ánimas el polvo de la vida rutinaria. El arte es realmente transformador; tiene el poder de mudar nuestros estados anímicos, acrecentar nuestra sensación de bienestar y elevar nuestras vidas en miles y miles de formas”.

Recuerde, no escoja sus obras de arte con prisa. ¡Tómese su tiempo, y escoja cuidadosamente! Recuerda siempre y en toda circunstancia adquirir algo que te guste. ¡Probablemente te va a hacer sentir feliz toda vez que lo mires!