Saltar al contenido

¿De qué forma ayuda el Triángulo Dorado en el diseño de su cocina modular

¿Le resulta simple trabajar en su cocina, o bien está frustrado por un fregadero o bien una encimera que no está idealmente situada? La ergonomía adecuada puede asistir a crear una cocina inteligente con el flujo perfecto entre los espacios, y asimismo puede hacer que sus labores de cocina sean un placer!

¿De qué se trata el Triángulo Dorado?

Una teoría que fue presentada por vez primera a inicios del siglo veinte, el Triángulo de Oro (asimismo llamado el “triángulo de trabajo”) establece que las 3 áreas primordiales de trabajo en la cocina han de estar idealmente ubicadas en los 3 puntos de un triángulo. Estos incluyen el fregadero, la cocina y el refrigerador. Cada lado del triángulo debe tener un máximo de 9 pies y un mínimo de 4 pies de separación para los espacios de trabajo más cómodos, y la suma total de las longitudes de los 3 lados ha de estar entre 13 y 26 pies. Estas dimensiones aseguran que los espacios no estén ni demasiado separados ni demasiado cerca uno del otro; hay suficiente distancia entre ellos para crear líneas de tráfico meridianamente delineadas.

Ergonomía bien hecha!

Cuando su cocina se diseña teniendo presente el Triángulo Dorado, tiene el flujo inmejorable de espacios entre las 3 labores primordiales implicadas en la preparación de comestibles. Los ingredientes crudos se guardan en el refrigerador, la limpieza y el picado se efectúan en el fregadero, los comestibles se cocinan en la placa de cocción y se vuelven a guardar en el refrigerador… ¡y ahí tienes tu triángulo limpio y perfecto!

También ten presente que no debe haber ninguna obstrucción entre estos 3 puntos, en forma de mostradores o bien gabinetes, lo que se manchará con las líneas limpias de tu flujo de trabajo. Cualquier elemento que necesite para la limpieza ha de estar cerca del fregadero (peladoras, cuchillos, tabla de recortar); al paso que los aparejos de cocina, cucharones, masalas, aceite, etcétera han de estar ubicados a los dos lados de la estufa. Cualquier aparato preciso para la preparación de comestibles, como batidoras y molinos, tazones de mezcla y licuadoras, debe ponerse idealmente entre el fregadero y la estufa. Los aparatos auxiliares precisos para cocinar, como el microondas y el OTG, asimismo deben planearse como una parte de la zona de cocción.

La idea es reducir los movimientos superfluos de ida y vuelta, y al tiempo ofrecer suficiente espacio para trabajar cómodamenteTriángulo de Oro en la cocina modular

¿Marcha el Triángulo Dorado para cualquier predisposición de cocina?

Aparte de una cocina recta donde todo se halla al lado, este término marcha de forma perfecta para todos los otros estilos de diseño. Así sea que tengas una cocina paralela, una cocina en forma de O bien, L o bien G o bien aun una cocina en una isla, solo asegúrate de proseguir los 3 puntos básicos de la regla del triángulo. Vas a tener una distribución inmejorable, funcional y eficaz.

Para una cocina recta asimismo, la distribución ideal tendría la estufa en el centro, el fregadero a un lado (idealmente cerca de la ventana) y el refrigerador del otro lado. Asegúrese de que haya cuando menos dos a 3 pies entre cada uno de ellos de estos. Y que los espacios de trabajo no se superpongan.

Las interpretaciones modernas del Triángulo Dorado en la cocina

Considerando que la idea del triángulo de trabajo fue c11ptualizada por vez primera hace prácticamente un siglo. Es bastante sorprendente que todavía se sostenga, normalmente, para las cocinas familiares de en la actualidad. No obstante, en las cocinas donde más de una persona trabaja, es posible que debas meditar en múltiples zonas. Por poner un ejemplo, la zona de horneado podría estar desarrollada para toda la repostería y la preparación y el horneado del pan. La barra de ensaladas podría ser donde se puede preparar la ensalada perfecta. Una barra de bebidas puede marchar totalmente como su zona. Cada zona de especialidades, entonces, tendría sus áreas de trabajo que deben ser creadas a la medida en base al tamaño y localización de la cocina.

Recuerden que estas son solo guías y no son reglas recias y veloces. Lo que marcha mejor en su espacio debe ser determinado por sus preferencias individuales y su modo de vida. Es posible que te guste entretenerte en tu cocina, en tal caso deberás contar con un espacio para una mesa comedor asimismo en la cocina.

Un espacio de trabajo desarrollado ergonómicamente va a hacer que cocinar sea un placer en vez de una labor aburrida y complicada.

Siguiendo la teoría del Triángulo de Oro, se pueden crear espacios funcionales y eficaces que marchan realmente bien juntos.

¿Te preguntas de qué forma iniciar? El equipo de especialistas diseñadores de Puertas de Madera Pro está a su predisposición para asistirle a crear la cocina modular de sus sueños. Reserve una consulta gratis el día de hoy y va a poder empezar inmediatamente!