De qué manera mudar una puerta existente – Weblog de Puertas de Madera PRO | Weblog

Sustituir una puerta vieja y gastada por una nueva no requiere las habilidades de un carpintero experimentado. No obstante, mudar una puerta existente puede marcar gran diferencia en la apariencia de su hogar.

Las herramientas convenientes y ciertas puntas de carpintería, así como nuestra gama de puertas internas y externas, pueden asistirlo a conseguir los mejores resultados posibles.

Hemos reunido estos consejos ahora, para asistirle!

Reúna sus herramientas

Puede ser una molestia eliminar la puerta vieja y descubrir que no está pertrechado con las herramientas y suministros precisos para sustituirla por una nueva, puede poner un amortiguador en su proyecto. Asegúrese de tener ciertas herramientas útiles en su kit ya antes de iniciar.

Acá hay una lista de herramientas que aconsejamos para el trabajo.

  • Hammer
  • Conjunto de cincel
  • Plaza de la combinación
  • Perforación con brocas para el conductor
  • Kit de bits de zapa y / o bien sierra de orificio
  • Nivel de espíritu o bien borde recto
  • Poder o bien un cepillador de manos
  • Bisagras y tornillos
  • Cuñas de madera
  • Oído, ojo y amp; Protección contra el polvo

Contrastar mediciones

Ya antes de solicitar una puerta nueva, mida la vieja para asegurar un ajuste perfecto. Escoger una puerta con exactamente las mismas medidas que su puerta precedente va a hacer que el proceso de remplazo sea considerablemente más fácil. Para conseguir consejos para medir su puerta apropiadamente, consulte la imagen ahora.

Marco de la puerta de medida

Trasfiera todas y cada una de las mediciones

En el momento en que se haya comprado la nueva puerta y se haya sacado la vieja puerta, retire todos y cada uno de los envases y ponga la nueva puerta justo sobre la puerta vieja y sujetela en su sitio. Debe cerciorarse de que estén a la perfección alineados y que los 4 bordes estén al ras. Un nivel preciso es la clave para una instalación triunfante.

En el momento en que las dos puertas estén en situación, marque cualquier exceso en la nueva puerta y recórtela a fin de que coincida con el tamaño de la puerta vieja. No olvides marcar asimismo la localización de las bisagras, esculpirlas y atornillarlas en su sitio.

Prueba de ajuste a la nueva puerta

Ponga la puerta en la abertura del marco para cerciorarse de que se ajuste apropiadamente y se balancee suavemente. Si halla algún inconveniente en esta etapa, arréglalo ahora. No hay nada peor que tener una nueva puerta muy elegante que no puede emplear pues no tiene suficiente espacio para abrir y cerrar.

Prepara la nueva puerta

La mitad de el entretenimiento de una nueva puerta es seleccionar el tono de la pintura. Asegúrese de haber escogido un género de pintura conveniente para el sitio donde se empleará su puerta. Las puertas exteriores evidentemente precisan una pintura que sea considerablemente más robusta! Prosiga las instrucciones en la lata de pintura y asegúrese de que la parte superior y también inferior de la puerta estén selladas con una capa inferior y 2 capas de pintura, puesto que no va a poder llegar a estas áreas en el momento en que la puerta esté en su sitio.

La instalación de la puerta

Ahora que está convencido de que su nueva puerta encajará bien en su marco existente y la pintura está seca, levante la puerta y también instale las bisagras en la jamba, ponga la placa del delantero y taladre los orificios para la perilla de la puerta o bien el juego de cerraduras, asegurándose de proseguir las instrucciones que vienen con la cerradura.

Haga la verificación final

El último paso es hacer la verificación final y hacer cualquier ajuste. Una puerta que está instalada incorrectamente seguramente va a tener espacios dispares durante la jamba o bien ni tan siquiera se va a enganchar. Posiblemente deba contrastar y cerciorarse de que el marco de la puerta sea de plomada y no esté torcido, y que el umbral de la puerta esté nivelado.