Saltar al contenido

Declare su espacio de trabajo y su psique

Ya sea que tengas un pequeño cubículo, un enorme escritorio, o bien que compartas una fila en la oficina, el desorden puede hallar su camino cara tu espacio de trabajo. Te sorprenderá tu capacidad para revolver hasta el espacio de trabajo más pequeño y lineal, por no charlar de tu escritorio si no hay solamente útil.

Sin embargo, el desorden tiene un enorme impacto en tu enfoque y c11ntración. Por no mentar el tiempo y la energía que gasta buscando un boli o bien un papel en blanco o bien notas garabateadas que deberían haber estado delante de sus narices.

Aquí tienes ciertos consejos para sostener tu espacio de trabajo y tu psique desordenada:

Mantén los cables y la tecnología fuera de tu camino

Pega los cables con cinta adhesiva y cerciórate de que estén prácticamente todos fuera de tu escritorio. Guarda tus discos duros en un cajón si no los utilizas de forma regular, y quita los auriculares viejos, las estaciones de carga o bien cualquier otro resto tecnológico que hayas recogido durante los años.

Organiza tu papeleo

Aunque parezca poco probable, aún hay papeleo ahí fuera, y tiende a amontonarse. Formularios que hay que completar, impresos que planeaste leer, y la mejor forma de tratarlos es separarlos. Aun si haces divisiones muy básicas como trabajos de investigación, cosas para rellenar y cosas para firmar – verdaderamente ayuda.

Descarta lo que ya no sea útil

Numerosos bocetos de proyectos terminados, garabatos hechos a lo largo de asambleas festejadas hace un año… Existen muchas cosas que seguramente no precises y que tienden a atestar tu escritorio. Deshazte de ellos, y si asimismo atestan tu portátil, archívalos.

Práctica de organización

Incluso si se trata de cosas simples, como guardar la taza de café tras haber terminado, o bien adecentar el desorden del día de su escritorio de noche, una práctica regular de limpieza hace gran diferencia para su sensación de agobio y esa sensación persistente de que las cosas no están terminadas.

Usar la lógica – y una cierta cantidad de intuición – para reparar las cosas

Las cosas que siempre y en todo momento precisarás han de estar al alcance de la mano. Las cosas que pocas veces utilizas pueden ir juntas en un cajón de abajo. Debería haber suficiente espacio cerca de tu portátil para desplazar los codos sin tirar las cosas. El material de los proyectos actuales ha de estar a mano, sin importar un mínimo qué grande o bien pequeño sea.

Date un espacio para volverte ido

Puede ser una pizarra blanda, en la que se lanzan dibujos para inspirarse, o bien un bloc de notas, o bien un pequeño cajón en el que se tiran todas y cada una de las cosas interesantes, como los infrecuentes bolis de colores que se emplean para hacer los horarios. Pues ciertas cosas habrían de ser sin costo.

¿Y qué sacas tú de toda esta limpieza? Mejor c11ntración, más espacio para trabajar, menos energía para buscar y rascarse la cabeza y, por último, más productividad.