Saltar al contenido

Diseño de la cocina

La predisposición de una cocina – y no su estilo ni el color – determina la sencillez con la que te puedes desplazar en ella, cocinar, gozar de las comidas y socializar. La predisposición de la cocina, en su estado más básico, resalta la colocación de múltiples muebles, aparatos y accesorios.

El diseño de una cocina es siempre y en todo momento el paso inicial para crear una cocina modular que siempre y en toda circunstancia has querido. Se trata de traducir tus pensamientos en un diseño tangible, decidir su aspecto y aumentar al máximo la utilización del espacio. Decidir el plan de diseño de la cocina es el paso más esencial de este proceso. Si está edificando una nueva casa o bien añadiendo a ella, tiene la libertad de escoger la predisposición de su elección que funcione mejor para y su familia, mas si está rehaciendo una ya existente, la estructura de la casa limitará sus opciones.

Hay 7 diseños comunes cerca de los que se puede diseñar una cocina modular:

1. Cocina recta

Simple y prudente mas con estilo, las cocinas rectas están construidas durante una pared y ofrecen un empleo inteligente del espacio, al tiempo que son compactas y recomendables.

2. Cocina

Maximizando la eficacia y haciendo que el triángulo de trabajo sea de forma fácil alcanzable, las cocinas son recomendables, compactas y emplean el espacio de forma óptima.

3. Cocina en forma de U

La cocina en forma de O bien ofrece un área de trabajo espaciosa, almacenaje conveniente y puede ser adaptada para amoldarse a la mayor parte de los diseños de casas existentes.

4. Cocina en forma de G

Una versión bombeada de una en forma de L, un diseño de cocina en forma de G optima la utilización del espacio, dejando las encimeras libres de desorden. Dan las máximas opciones de almacenaje al tiempo que son muy elegantes y prudentes.

5. Cocina en forma de G con isla

Si bien parcialmente poco común, la cocina en forma de G con una isla central es idónea para casas pequeñas y grandes. La enorme disponibilidad de espacio y el reducido tráfico de la cocina hacen que su empleo sea muy recomendable.

6. Cocina en forma de L

Quizás el tipo más habitual, las cocinas en forma de L son recomendables, compactas y se acomodan con perfección al triángulo de trabajo. Su diseño las hace muy convenientes para casas nuevas, de esta manera para las existentes.

7. Cocina en forma de L con isla

Ofreciendo flexibilidad tanto para casas pequeñas como grandes, las cocinas modulares en forma de L con una isla central son ideales para las casas multiusos de hoy día. Son polivalentes, minimizan el tráfico de la cocina y dejan una simple preparación.

Cada uno de estos planos de cocina tiene sus peculiaridades, inconvenientes y ventajas. Pueden ser optimados en base al diseño de la casa, su funcionalidad, y su aspecto general, y se pueden amoldar a las necesidades del dueño.