Saltar al contenido

Doble puerta de entrada: Amo y Esclavo

Las puertas dobles siempre y en todo momento tienen una puerta “profesora” y una puerta “esclava”. El profesor es la puerta principal/activa y el esclavo es la puerta que está pasiva/ con frecuencia fijada en su sitio.

A menudo se usa un cerrojo a ras de la puerta esclava que deja que esta puerta se cierre y se sostenga en su sitio y asimismo para sostener las dos puertas en el marco cuando se cierran juntas. Los cerrojos a ras acostumbran a estar ubicados en el borde de la parte superior de la puerta (ver imagen). Existe la opción de tener un cerrojo a ras en el borde inferior de la puerta asimismo, si bien es esencial indicar que esto precisará un agujero/mecanismo en el suelo para marchar.
Las puertas dobles pueden tener un cerrojo o bien un pestillo de bola de rodillo para operarlas, esto depende del usuario y puede depender de la frecuencia con que las puertas se abran/cierren.

Pestillo de la puerta

Si se emplea un cerrojo, este se instalará en la puerta primordial y precisará una manilla para activar el cerrojo. Puede parecer extraño tener una puerta con manilla y otra sin ella, con lo que por norma general instalamos una manilla falsa en la puerta de los esclavos. Esta manilla falsa se instalaría en un eje falso a la medida y no movería ni operaría nada, es puramente por estética.