El bricolaje se hizo simple con nuestras puertas pre-colgadas! – Weblog de puertas de humos | Weblog

Procuramos que el proceso de instalación de su puerta sea lo más libre de dolor posible, mas comprendemos que en ocasiones los clientes del servicio pueden eludir morder más de lo que pueden masticar tratándose de renovaciones de bricolaje. De ahí que que tenemos una gama de opciones como nuestro sistema de puertas precolgadas!

Este producto está hecho para amoldarse a sistemas individuales, dobles, triples y de 4 puertas y marcha con todas y cada una de las puertas internas Puertas de Madera PRO, con lo que es perfecto sin importar lo más mínimo el tamaño o bien el estilo de su espacio. Además de esto, es indudablemente nuestra puerta más simple de instalar, con lo que aun los menos experimentados de nosotros podemos aceptarlo.

Para esta instalación precisará un destornillador de cabeza Phillips, sierra de mano, lapicero, cincel, cuadrado combinado, escalera de mano, cinta métrica, martillo de garra, clavos, nivel de burbuja, regla del constructor, brocas / brocas inalámbricas, broca del conductor, un pluralidad de tornillos variados y ciertos empacadores.

Primero, va a deber medir la apertura de su perno. Precisará estas medidas al adquirir el sistema y tenga presente que la puerta que escoja puede precisar recorte. Mientras que aún esté en estas primeras etapas, debe valorar el área y buscar cualquier obstrucción que pueda afectar la sala de columpios de la puerta.

Ahora, ponga la jamba en la abertura, con el nudillo de la bisagra cara usted; asegúrese de que esté instalada a fin de que la puerta se abra en la dirección que quiere! Entonces, mida y marque la parte superior de la jamba, desde la parte superior de la bisagra, para recortar. Cuadrar y marcar la bisagra y los estilos de cierre. Asegúrese de que los jambs estén todos nivelados y cortados.

Ponga la cabeza de la jamba en las tapas de estilo y fíjela con tornillos. Una vez ensamblado, compruebe un par de veces todas y cada una de las medidas y deslícese cara la puerta. Asegúrese de que la bisagra sea de plomada, empacando si es preciso, ya antes de clavar la jamba en el perno. Retire los pasadores de la bisagra y selle la puerta. Trace la puerta y sustituya los pasadores. Compruebe que todo sea fontanería, empaca si es preciso y abrocha la jamba de cierre con martillo y clavos.

Si trabaja con jambas sueltas, marque, corte y ajuste primero las brocas de parada. Asegúrese de que esto esté instalado en el lado opuesto del nudillo de la bisagra. Ajuste los conjuntos de arquitrabe ya antes de poner el pestillo y el mango. Entonces ya acabaste, felicitaciones!

Si quiere charlar con uno de nuestros profesionales sobre sus proyectos de bricolaje, llámenos el día de hoy.

Para conseguir más orientación, prosiga estas instrucciones o bien vea el próximo vídeo.