Saltar al contenido

Encimeras de acero inoxidable Inconvenientes y ventajas

Granito sale de forma lenta de las cocinas en tanto que las encimeras de acero inoxidable se están transformando velozmente en la opción preferida para cocinar. Aparte de lucir muy elegante y bonito, el acero inoxidable es bastante indestructible.

Las encimeras de acero inoxidable se vieron en buena medida en los restoranes y cocinas profesionales, mas con el material transformándose en una parte de nuestros hogares, están sustituyendo poco a poco más el mármol, el grano y la madera. De la misma manera que los aparejos de acero, las encimeras tienen enormes beneficios, son simples de sostener y pueden formar parte de su hogar a lo largo de años. Ahora se presentan ciertos inconvenientes y ventajas del material.

Las ventajas de las encimeras de acero inoxidable

  • Las encimeras de acero inoxidable son perdurables y resistentes y pueden aguantar cualquier cosa. Son resistentes al agua, las máculas y el calor. Debido a que no son porosas, no hay sólidos ni líquidos que penetren en ellas y las bacterias, el moho no puede construirse sobre ellas. Los ácidos de los comestibles, los colorantes y los aceites no pueden mancharlos, ni el calor puede resquebrajarlos o bien destruirlos. Si se limpian apropiadamente y se sostienen bien, los mostradores de acero dan las superficies más higiénicas y limpias.
  • El acero inoxidable da un aspecto muy elegante y adaptado a cualquier cocina. En contraste al grafito y otros materiales, estas encimeras pueden ser hechas a la medida para encajar en cualquier espacio, conforme cualquier tamaño y dimensiones y para conseguir cualquier género de apariencia. El metal es flexible, y se puede jugar con diseños interesantes, incluyendo la ampliación para incluir un salpicadero y un lavatorio.
  • Los mostradores de acero son muy propios, y se integran a la perfección en las cocinas contemporáneas y modernas, si bien el resto de los guardarropas estén hechos de otro material. Cuando se precisa un aspecto monocromático, algo refulgente y muy elegante, los mostradores de acero inoxidable son la opción mejor.
  • Trabajando con acero inoxidable, se puede crear el entorno de una enorme cocina. El acero refleja la luz y crea una ilusión que hace que las habitaciones parezcan más grandes y refulgentes. Utilizando la iluminación conveniente, aun una pequeña cocina semeja grande y expansiva.
  • El acero dura toda la vida, y semejantes encimeras pueden perdurar décadas. No se gastan sencillamente ni se abollan de forma frecuente. Los rasguños se transforman en una parte del material, al tiempo que jamás se desvanecen. Asimismo son muy accesibles y de bajo mantenimiento cuando se equiparan con otros materiales en un largo plazo.

Contras de las encimeras de acero inoxidable

  • Los mostradores de acero inoxidable pueden rayarse y frecuentemente se trata de pequeños raspones que no pueden ser reparados. Esto es lo aguardado y por muy desilusionante que sea, no hay que insistir en ello. La apariencia refulgente de la que están orgullosos va a dar paso a las marcas que van a prestar a la apariencia y estética del mostrador con el tiempo, un efecto de pátina que todos y cada 1 de los mostradores de acero inoxidable tienen.
  • El acero puede abollar de forma fácil y especialmente cuando algo se deja caer sobre él desde una altura. Con el tiempo las abolladuras en los mostradores pueden acumularse, mas se puede buscar ayuda profesional para poner el metal sobre la madera para sostener el efecto de abolladura al mínimo. Una base de madera dura sobre la que se instala una lámina de acero apretada de suficiente calibre puede alargar la vida del mostrador a lo largo de múltiples años. Hay múltiples especialistas en calibre que le guiarán en lo que es idóneo para su cocina. Recuerde que cuanto más alto sea el calibre del acero, más delgado va a ser el metal.
  • El acero inoxidable semeja frío y distante. Ciertas personas pueden no apreciarlo, en especial los que trabajan en profesiones que ven un exceso de él. Las enfermeras y los restauradores pueden ver el acero bajo una luz diferente y es posible que no les guste tenerlo en su espacio personal. Otros que están a favor de colores más cálidos preferirían el grano y la madera al acero.
  • El acero inoxidable es estruendoso. Imagina el estruendos de las ollas y sartenes vacías cuando eras pequeño, y después piensa en de qué manera va a ser recortar, guardar las verduras y poner los aparejos en las encimeras de acero. El nivel de sonido puede tomar un tanto de tiempo para habituarse, mas no va a ser ideal para cualquiera que busque calma.

Ahora que se han discutido los pros y los contras de las encimeras de acero inoxidable, depende de decidir qué marcha para su cocina. Tratándose de dejar que este metal se transforme en una parte de su hogar, va a significar invitarlo de todo corazón y cambiará la manera de ver las cosas. Acérquese a Puertas de Madera Pro cuando necesite ayuda profesional.