puertas correderas incovenientes

Inconvenientes de las puertas correderas

La gracia de muchas casas japonesas está dada por un elemento común a ellas: las puertas correderas.  Son prácticas, ahorran espacio, transforman ambientes, pero puede haber detalles importantes sobre su funcionamiento.

Estas poseen abundantes variantes, desde una impresionante pantalla Shoji a los robustos tipos de estilo granero, pasando por frágiles puertas con plantillas, que emergen desde la tierra del sol naciente en el horizonte del diseño contemporáneo. Sabemos que el aspecto y la utilidad de estas puertas son altamente positivos, pero, ¿poseen estas puertas tan sólo aspectos favorables?  Para salir de dudas, echaremos un vistazo desde cerca y así evaluar tanto los pro como los contras de las puertas correderas.

Ventajas de una puerta corredera

  • La testera de las puertas de corredera de los rodamientos de una casa acostumbra a estar bien enmarcada por metal o bien madera, en tándem con el aspecto lineal de una casa moderna. Esto asegura que haya una apertura y cierre de puertas y ventanas, que no interrumpan el flujo de las cajas y marcos.
  • El aspecto externo de una casa también gana con la instalación de puertas corredizas, pues estas le confieren elegancia mediante sus puertas y ventanas.
  • Otro aporte arquitectónico a las residencias se debe a la amplitud y claridad que aportan, tanto interior como exteriormente con su diseño abierto a la luz natural.
  • Cuando se instalan puertas correderas entre dos espacios interiores de una casa, pueden además de recortar o ampliar los espacios, separándolos o fusionándolos, conseguir privacidad con sólo pulsar un botón.
  • Su diseño abierto se caracteriza por el juego de formas abiertas que crean esa sensación de holgura y amplitud que a veces necesitamos en nuestros espacios interiores.
  • Pueden instalarse en determinados momentos con los espacios externos, como jardines, patios, frente, disfrutando del clima o de cualquier evento de la naturaleza, siendo, según los expertos, mejor alternativa que las puertas giratorias
  • Tienen la ventaja de que la luz pueda fluir dentro y fuera del espacio, según las preferencias dictadas por el estado anímico de las personas o las variaciones del día.

 

Problemas de una puerta corredera

La mayor parte de los problemas relacionados con puertas de correderas están relacionados con su sistema de deslizamiento, el desgaste de sus mecanismos, así como por los aspectos afines a la limpieza de las mismas y al aislamiento sónico de los espacios interiores.

  • Suele usarse el cristal, como material por excelencia de estas puertas y ventanas correderas, pero esto implica algún esfuerzo extra para su mantenimiento y limpieza.
  • La parte del suelo por donde se deslizan las puertas y se sobreponen no son de tan fácil limpieza, salvo que ambas puertas lo hagan hacia lados contrarios. La suciedad tiende a asentarse en los rincones y aguantes inferiores. Hay que dedicar tiempo a ello.
  • Otro inconveniente a considerar tiene que ver con el relativamente poco aislamiento acústico de este tipo de puertas corredizas debido a que los sellos de las mismas, en comparación con las puertas y ventanas tradicionales son menos eficaces en la contención sónica.

 

Con todo, las puertas de corredera son una solución refulgente que ahorra espacio, siempre que pueda pasar por alto las pequeñas desventajas de la limpieza y el aislamiento acústico.