Saltar al contenido

Ir modular vs. llamar al carpintero

Siempre hay un tanto de enfrentamiento tratándose de escoger entre lo fundamentalmente moderno y lo probado, lo nostálgicamente tradicional. Tendemos a plañir cuando pensamos en los Embajadores, los torpes teléfonos móviles con forma de ladrillo, los teclados, aun los e-mails se han transformado en reliquias.

La elección entre el empleo de módulos y la elección de un carpintero para los muebles del hogar podría caer en un discute afín, fluctuando entre la aceptación de todas y cada una de las cosas nuevas, y lamentando la carencia de un toque personal, la pérdida de la artesanía tradicional.

Sin embargo, dejando a un lado el sentimentalismo, existen algunas consideraciones prácticas que dan a los muebles modulares una ventaja sobre la carpintería. Brotan de las próximas preguntas:

1. ¿Cuánto tiempo está presto a invertir?

Uno de los importantes beneficios de ser modular es el tiempo que se ahorra. La mayor parte de las agencias de diseño de interiores marchan con un plazo de entrega, generalmente de unas 3 semanas. Hay considerablemente más trabajo en lo c11rniente a la carpintería, que prosigue una buena tradición de tiempo prolongado, muy familiar en el contexto indio. Si está presto a aceptar un plazo de entrega vacilante y tiene mucha paciencia, podría estimar la carpintería, si no, ¡hágase modular!

2. Localizar el hombre/mujer/agencia conveniente para el trabajo

Esto es más bien una cuestión de redes. Localizar un carpintero implica, si no se tienen ya los contactos a mano y de guarda, un montón de referencias y cruces. Si resulta más probable que hagas tu investigación on-line, entonces seguramente vas a pensar en modular.

3. La consideración presupuestaria

Hay que meditar un tanto en esto. ¿Su presupuesto es fijo o bien flexible? El trabajo en casa lleva consigo muchos inconvenientes en c11pto de presupuestos desbocados. Ir con una agencia que provee muebles modulares le deja fijar su presupuesto y después conseguir el diseño a fin de que coincida con él. Al tiempo que los costos totales pueden ser discutibles en los dos lados, es posible que halles un mejor control cuando vayas a modular.

4. ¿Qué tan bien conoces tus materiales?

¿Puedes advertir la diferencia entre el contrachapado marino y el ordinario? ¿Sabes con qué distribuidor ir? La mayor parte de las agencias de diseño de interiores (si trabajan como deben) pueden darle una garantía de calidad del material. No es teca o bien palo de rosa, mas es resistente y consigue lo que pagó. El hardware viene con una garantía y puedes escoger la calidad y la marca.

5. Desmitificar el proceso

Parte de la artesanía tradicional es el aire de misterio que viene con el proceso. Frecuentemente, las datas de finalización se ignoran, no estás seguro de lo que pasa y dónde sucede, te mueves en una nube de aserrín y tu celebración de inauguración está en una data movida. Las agencias que dan muebles modulares le dejan proseguir el proceso de la factoría, le hacen saber exactamente en qué etapa del trabajo está, y por lo general le dan contestaciones más simples a las preguntas, sin mirar mucho al cielo. ¡Esto puede ser un alivio!

6. Accesibilidad de materiales más rentables

Algunos materiales, como los tableros de partículas pre-laminados, te dan grandes opciones en cuanto de estilo, agregando un toque de distinción a las persianas de los guardarropas. No obstante, han de ser hechos en un ambiente de factoría puesto que no pueden ser trabajados con las herramientas de mano tradicionales. Si buscas contraventanas de estilo refulgente moderno, o bien sencillamente deseas sostener tus opciones abiertas, hallarás que el hecho de ser modular te da eso.

Así que, cuando haces esa elección entre muebles modulares y de carpintería, dejando a un lado la añoranza, puedes localizar que determinados aspectos prácticos pueden llevarte a la ola de la modernidad.