Saltar al contenido

Manillas de gabinete de cocina – 5 consejos para asistirle a seleccionar las adecuadas

Los mangos son los toques finales en una cocina y pueden ser tradicionales, contemporáneos o bien minimalistas. La elección de los mangos de los guardarropas de cocina debe hacerse de forma cuidadosa pues con frecuencia duran toda la vida y comienzan a parecer poco a poco más estridentes si no se escogen bien.

Las manillas de los gabinetes de cocina pueden ser lo último en su psique cuando se edifica una cocina o bien se renueva una existente. Son pequeñas, precisas mas no cuestan tanto como el resto de los materiales. De manera frecuente se adquieren por el hecho de que nos agradan, con independencia de de qué forma mejoran la decoración o bien se mezclan con el aspecto general. Estos 5 consejos te asegurarán que jamás te confundas en su elección:

1. Escoja el género de perilla de la cocina

Los pomos de la cocina son muy, muy diferentes de los mangos y tiradores. La diferencia puede ser insignificante, mas los dos tienen diferentes peculiaridades y propósitos, que pueden afectar el aspecto general de la cocina. Los pomos redondos son más informales, agradables y tienen un aspecto hogareño. Marchan bien en un entorno viejo, con gabinetes de madera y decoración rústica. Las manillas y tiradores de los gabinetes de cocina son más modernos y contemporáneos. Complementan las cocinas de acero, el minimalismo y tienen un aspecto sintético y complejo. No obstante, no hay una regla fija y cada 1 de ellos puede ser intercambiado con el otro.

2. Calidad y función

El criterio más esencial para seleccionar las asas es su calidad. Un mango bien desarrollado y de calidad resiste el correr del tiempo. Las manillas y los pomos se tocan y tiran de forma frecuente mientras que se abren y cierran puertas de cocina y guardarropas. Deben tener un aspecto muy elegante, mas lo más esencial es que sean funcionales y fuertes.

Pruebe las manillas ya antes de resolverse a adquirirlas, vea si se pueden sujetar sencillamente, tirar apropiadamente. El agarre es particularmente esencial, singularmente considerando a quienes pueden tener manos más grandes o bien a las personas mayores con inconvenientes de articulaciones.

3. Material de los mangos y acabado de los guardarropas de cocina

Una vez que decides el estilo y la función de una perilla o bien un mango, lo siguiente es saber el género de material o bien el acabado en el que lo quieres. Las manillas y tiradores de los gabinetes vienen en una miríada de materiales diferentes, desde acero singular hasta latón pulimentado e inclusive plástico simple. Como regla general, las manillas de acero o bien cromo rezuman un aspecto moderno y complejo, al paso que el latón y el bronce son más tradicionales y trasnochados.

Los pomos de plástico marchan bien en áreas que son reservadas. Los acabados asimismo cambian y pueden ir desde el negro mate o bien refulgente, hasta el peltre, el latón y el acero. No obstante, considere otros elementos de la cocina ya antes de decidir el acabado. Las manillas negras no van realmente bien con los tonos pastel y un aspecto de latón puede no encajar bien con los gabinetes colorados. El acero inoxidable cepillado asimismo se combina realmente bien con los fregaderos de acero y los electrodomésticos niquelados.

4. Tamaño del mango del gabinete

Las asas están libres en múltiples tamaños y longitudes. Depende de ti si deseas entremezclar y conjuntar las longitudes de los mangos o bien sostenerlas iguales en todo instante. Si deseas sostener la uniformidad de aspecto, con independencia de la longitud del cajón, ent11s longitudes afines son más convenientes. Hay manillas libres en una longitud media que pueden amoldarse a cualquier clase de gabinete de cocina. Si no está seguro de lo que son, entonces pregunte a su diseñador de cocina.

5. Situación de los tiradores de los gabinetes de cocina

Es esencial fijar las manillas y las perillas una vez que los gabinetes hayan sido instalados en la cocina. Póngase de pie en su nueva cocina y sostenga los tiradores contra los cajones y puertas de los gabinetes. Como regla general, las manillas verticales se ponen en las puertas y las horizontales en los cajones. Asimismo, han de ser puestas en las puertas donde no se choquen entre sí. Poner manillas horizontales en las puertas de los gabinetes es infrecuente mas se ve bien en ciertas cocinas.

Las cocinas contemporáneas y racionalizadas no tienen manillas. Un labio empotrado en la parte superior de cada puerta y en la parte delantera del cajón crea un canal que ayuda a sacarlos.

El mecanismo de “Empujar para abrir”, una característica en la mayor parte de los gabinetes de cocina diseñados por Puertas de Madera Pro, es una alternativa simple y económica para abrir puertas sin tiradores.

Esto acostumbra a incorporarse de manera directa en el cuerpo de los gabinetes.