Saltar al contenido

Puertas automáticas

puertas automaticas

Hoy en día resulta común ver edificios, tiendas, hospitales, supermercados, con puertas automáticas; esto se debe a que tienen un mecanismo muy útil. Básicamente es una puerta que abre y cierra de forma automática. Para lograr el accionamiento de la puerta, será necesario implementar energía eléctrica.

No hay duda de que la tecnología ha intervenido en todos los campos, y las puertas automáticas siglo no escapan de ello. La idea de poder hacernos la vida un poco más fácil, ha permitido que existan aparatos modernos para lograrlo.

Desde hace muchos años, las puertas era elementos que solo podían ser operados de forma manual. Sin embargo, en la actualidad solo necesita un sistema de automatización para abrir y cerrar de forma autónoma.

Un poco de historia

Antes de la aparición de los sistemas eléctricos, la fuente de energía utilizada para accionar el mecanismo de este tipo de puerta era el vapor de agua. Básicamente lo que hacía era ejercer cierta presión sobre la puerta, a través de transmisiones y sistema de polea.

Ahora bien, de acuerdo a la historia se conoce que la primera puerta automática fue fabricada en el siglo I después de cristo, y quien la forjó fue Herón de Alejandría. Se trataba de un ingeniero egipcio.

Desde ese momento, comenzaron la fabricación de las distintas puertas automáticas que conocemos hoy en día. En donde se realizó un cambio de los materiales utilizados, para adaptarlos a las nuevas necesidades de las personas.

Que son las puertas automáticas

Tal como su nombre lo indica, son puertas que no necesitan ser operadas por nadie, para abrir o cerrar, porque ellas mismas lo hacen. Esto se debe a que trabajan a través de un sistema eléctrico, capaz de mover la puerta hacia una dirección determinada.

Hay muchos lugares en donde se requiere el uso de las puertas automáticas, ya que logran facilitar el trabajo, y al mismo tiempo ahorrar tiempo.

Tipos de puertas automáticas

Debido a la gran comodidad y facilidad que ofrece el mecanismo de las puertas automáticas, es posible ver la entrada de las instalaciones con este tipo de puerta. Gracias a la agilidad y seguridad que ofrece en las operaciones, es una de las más elegidas. Sin embargo, dependiendo de su uso hay distintos tipos de puertas automáticas.

Puertas automáticas

Dependiendo del tipo de negocio que se manejes, los tipos de puertas automáticas ascendentes se clasifican de la siguiente manera:

Puertas rápidas

Tal como su nombre lo indica, son puertas que tienen una apertura y cierre muy rápido. Su principal característica es que permite ahorrar tiempo en este proceso, y gracias a ello el sistema de trabajo también es más activo y rápido.

Otra cualidad de estas puertas automáticas es que son muy livianas, ya que su mecanismo así lo requiere. Además de que también son muy seguras, porque en el caso de que se ocasionara algún tipo de accidente, se amoldarían con facilidad al cuerpo.

También es posible anexarle otros mecanismos que permitan detectar el movimiento, y evitar que se cierren hasta que no detecten más movimiento.

Puertas seccionales

Se caracterizan por abrir de forma vertical. Esto es algo muy importante, ya que garantiza que pueden ser instaladas sin importar del espacio que se tenga para hacer su instalación. Sin duda alguna que la optimización en cuanto al espacio que ocupa, es realmente maravillosa.

Gracias a su mecanismo, será posible tener un poco más de espacio en la parte interior y exterior de las industrias. También son muy seguras, porque una vez que se cierran activan un sistema anti apalancamiento realizado por sus anclajes, que asegura muy bien la puerta y evita que sea abra, inclusive si no hay electricidad.

Puertas articuladas

Conformadas por dos hojas de contrapeso este tipo de puertas automáticas, también cuentan con un sistema de apertura vertical hacia la parte interna. El cable de acero por las que están integradas hacen que sean puertas de gran duración.

Otra de las características principales es que tiene un sistema anti-aplastamiento conformado por una gran goma, y es muy sencilla de manejar.

Puerta de guillotina

Si hay un gran hueco que debe ser rellenado, este tipo de puertas es la mejor opción. Su tipo de apertura es vertical, y lo hacen debido al contrapeso que tienen. Pueden encontrarse desde 1 hoja de ensamblaje en adelante. Se caracterizan por tener un sistema anti-caída en caso de que ocurra un accidente y la puerta se rompa.

A pesar de que son puertas muy grandes, son sencillas de manejar y cuentan con gran resistencia.

Puertas basculantes contrapesadas

El sistema de contrapeso es hierro, hormigón, entre otros. Son puertas plegadas directamente al techo, lo que las hace destacar del resto por ofrecer mayor espacio. Es posible encontrarlas en 1 o 2 hojas ensambladas. Son muy utilizadas en los muelles de carga y naves industriales.

Puertas corredera

Es una de las puertas automáticas más utilizadas en las fincas, instalaciones industriales y recintos. Su fácil manejo gran nivel de seguridad es algo que las caracteriza. Son perfectas para aquellos lugares en donde se necesita ahorrar un poco de espacio.

Puertas telescópicas

Son muy parecidas a las puertas corredera, y son usadas donde hay gran tráfico de personas es abundante. Es común verlas, en tiendas, hospitales, centros comerciales, entre otros.

Cierres enrollables

Cuando se necesita cuidar la estética y brindar seguridad a las empresas, esta puerta se convierte en la mejor opción. Esto se debe a que son capaces de brindarle visibilidad al interior de las tiendas, y los cierres pueden ser totalmente decorados.

Esta puerta se ofrece en dos versiones, la ciega que es aquella en donde no hay nada de visión hacia el interior de las puertas, y las visibles para poder detallar lo que se encuentra adentro.

Funcionamiento de puertas automáticas

Las puertas automáticas funcionamiento se activan mediante un sensor de movimiento o un sensor óptico, que le indica a la puerta que debe abrir o cerrar. Generalmente el sensor está ubicado en la parte inferior, en el lateral o arriba. El objetivo es que la puerta sea capaz de detectar el movimiento e iniciar su fácil funcionamiento.

Es importante mencionar que el sensor está conectado a un dispositivo de transmisión, que es el encargado de controlar el mecanismo de embrague que se encuentra conectado a la rueda dentada y puerta.

Ventajas de las puertas automáticas

Entre las principales ventajas de las puertas automáticas se encuentran las siguientes:

Cero esfuerzo físico

La posibilidad de abrir y cerrar la puerta ya no requerirá un esfuerzo físico. De esta manera su cuerpo no se verá afectado. También es perfecta para lograr atraer clientes con ciertos problemas de movilidad, ya que no tendrán que hacer nada para abrir la puerta.

Fácil manejo

Son fáciles de instalar así que no habrá ningún tipo de complicación. Además de que tampoco hay necesidad de reemplazar el cerramiento por uno nuevo.

Acceso sencillo

La incorporación de puertas automáticas logra beneficiar de gran manera el acceso de los clientes a los establecimientos. Es perfecta para aquellas personas que presentan ciertos problemas de movilidad y se les dificulta tener que abrir una puerta haciendo cierto esfuerzo físico.

Variedad de modelos

Para todo tipo de espacio, siempre hay un modelo de puerta automático ajustado para esa necesidad.

Ahorro de energía

Las empresas que cuentan con este tipo de puertas, tienden a minimizar el uso de aire acondicionado, ocasionando un ahorro energético considerable. Esto les permitirá ahorrar un poco de dinero al momento de tener que cancelar la factura de electricidad.

Alta seguridad

Una de las grandes ventajas es que son puertas muy seguras, por lo que usted podrá dormir confiado de que nada pasará en su establecimiento. Esto se debe al sistema de seguridad que tienen que las convierten en seguras.

La posibilidad de que deban abrirse solas también puede reducir los accidentes ocasionados por las puertas manuales, en donde el mecanismo es duro o por lo pesada que puede llegar a ser la puerta.

Fácil de mantener y limpiar

Otra de las grandes ventajas es que no requieren tanto mantenimiento, ni limpieza como ocurre con las puertas manuales. Sin embargo, siempre se recomienda seguir algunas pautas de los técnicos para evitar dañar su mecanismo.

Comodidad

Solo necesitará pulsar un botón para que se accione su mecanismo, o que haga la detección de movimiento por sí misma.

Dónde comprar puertas automáticas

Hoy en día el mejor sitio para encontrar casi cualquier tipo de producto es Internet, específicamente en las tiendas online. Es allí donde se encuentran los catálogos de los diferentes modelos de puertas automáticas que existen.

Dependiendo del tipo de puerta a elegir existirán una gran variedad de precios ajustados a todos los presupuestos. Lo más importante es poder verificar las necesidades de su espacio y hacer una buena elección. Sin embargo, en la mayoría de las tiendas online hay un asesor disponible para guiarlo en todo momento y que usted pueda obtener lo que necesita.

Sin duda alguna, las puertas automáticas han facilitado la vida de las personas, y evitado muchos accidentes. Son una buena opción para tener algo moderno y seguro en los espacios.