Saltar al contenido

Puertas chapadas a medida: El arte de hacerlas

Los enchapados vienen en dos tipos primordiales en nuestras gamas de puertas y guardarropas. Chapas naturales de árboles como el roble y el nogal, o bien puertas chapadas fabricadas, de las que Eco Oak y Dark Grey Ash son ejemplos. Cualquiera que sea el género de puerta enchapada que esté buscando, ¡vamos a poder asistirle!

Carillas naturales

Como los ejemplos de abajo ilustran, las chapas naturales se cortan de los leños que se cortan en la corona, que es donde los leños se cortan de forma directa por medio de o bien en cuartos donde el leño es literalmente descuartizado. El corte de la corona, que corre mediante los anillos de desarrollo en el árbol, tiene más forma y juego en el grano.

Esto se aprecia en el recubrimiento de nogal, por servirnos de un ejemplo, y puede ser bastante impredecible. Esto se aúna a la belleza propia de esta clase de chapa. El chapado cortado en cuartos, tiene un grano más uniforme debido al ángulo en que se cortan los leños.

Chapas fabricadas

Las chapas manufacturadas o bien ecológicas, como su nombre lo sugiere, no se cortan de un árbol. No obstante, prosiguen estando hechas de madera sustentable que ha sido unida. De forma frecuente se empapan con tintes o bien se laminan juntos en diferentes colores para conseguir un substituto muy realista que tiene su apariencia propia. Ent11s se presiona en un bloque y se corta para hacer la chapa.

El líder de la marca es una compañía italiana llamada Alpi. El Zebrano, por poner un ejemplo, tiende a hacerse de esta forma en tanto que es rarísimo y por ende escaso. Ciertas de nuestras chapas grises, como la de fresno gris obscuro, asimismo son de este género, en tanto que es realmente difícil conseguir un acabado gris uniforme de las maderas naturales. El beneficio de esta clase de chapa, que se ilustra ahora, es su consistencia, lo que es realmente útil en determinados diseños, por servirnos de un ejemplo, el C25 o bien el C27, donde una veta recta y consistente se agrega al aspecto estético general de la puerta.

Puertas a medida

Nos referimos a que nuestras puertas a la medida están hechas del mismo lote de chapas. Acá hay una explicación de lo que eso significa. El proceso empieza con un leño, cuyo diámetro cambia. En el caso de las chapas de madera cortadas en corona, el leño se corta en rodajas. El ancho de las rebanadas puede cambiar entre ciento veinte-300mm de ancho y 2 -3 metros de largo, en dependencia de si la chapa se corta por la parte interior o bien por fuera del leño. Como esta clase de chapa se fabrica en factoría, la longitud máxima pocas veces supera los 2,5 m. La chapa se recoge entonces en bultos de 24 hojas, y puede haber hasta 10 bultos en un leño.

Cuando nuestras puertas enchapadas se hacen en la factoría, usan enchapados sucesivos de los bultos que tienen en stock. Las hojas de la chapa se cosen para hacer una sola pieza más ancha de chapa. En una puerta vertical de 838 mm de ancho se pueden precisar de 5 a 7 hojas de chapa.

El Procedimiento Estético

El procedimiento más estético de coser las puertas enchapadas es a juego con los libros en vez de a juego con los resbalones. El emparejado a libro da un aspecto más consistente a las chapas y disfraza las uniones, al tiempo que el emparejado a deslizamiento destaca las uniones. Los enchapados que empleamos son como estándar de 0,6 mm de espesor. Los enchapados pueden llegar a tener un espesor de 2,5 mm, mas en general son 5 veces más costosos para exactamente el mismo aspecto y como el enchapado es tan grueso que las uniones son más propensas a abrirse.

Un ejemplo de un libro cortado a la altura de la chapa de madera:

Ejemplo de un corte a la cuarta una parte del acabado:

La forma en que se emplean las chapas en las puertas se considera esmeradamente en nuestro departamento de chapas. Sabemos que aun tratándose del mismo bulto de chapas, no todas y cada una de las puertas salen igual. En el mismo leño y bulto hay alteraciones en todo el enchapado.

Puertas dobles

Esta es una consideración en especial esencial en el diseño y fabricación de nuestras puertas dobles. Nuestro objetivo es conseguir un grado de continuidad donde las puertas se hallan. Si el modelo de puerta tiene montantes, como en el R131, los montantes de la testera van a tener una chapa afín a la del libro. Los montantes van a tener un corte en forma de corona o bien un grano más recto que va a depender de los porcentajes de cada uno de ellos en el lote. Cuando se escoge un enchapado recto o bien cortado en corona, los dos montantes van a tener exactamente el mismo acabado que generalmente se refleja.

En dos dobles donde el grano corre horizontalmente, por servirnos de un ejemplo el modelo S800 o bien 1004, el enchapado se escoge a fin de que corra mediante las dos puertas en vez de hacer coincidir el libro o bien reflejar el par.