Puertas Correderas Interior Pared

Las puertas correderas son una solución muy acertada cuando no se dispone de espacio para instalar una puerta de paso usual. Al tiempo que el recorrido las puertas batientes ocupa un metro cuadrado al abrirlas o bien cerrarlas, las correderas nos dejan aprovechar ese espacio para cualquier otro empleo. Las puertas correderas empotradas son idóneas para solucionar el inconveniente de espacio en habitaciones pequeñas. Por ejemplo, los guardarropas se pueden camuflar de manera fácil utilizando una estructura de puertas correderas en vez de un guardarropa convencional. Si la estructura se pinta del mismo color que las paredes de la habitación se puede conseguir un efecto visual de mayor espacio en la habitación.

Kit Guía Puerta Corredera Básica Ciento Ochenta Cm

Además de esto es posible localizar una gran diversidad de diseños, por lo que pueden transformarse en un valor añadido en cuanto a la estética de tu inmueble. Por poner un ejemplo, el hecho de que algunas de estas puertas se fabriquen en cristal puede asistirte a ganar más luz natural en tus estancias. En los siguientes apartados te ofrecemos más información sobre los diferentes tipos de puertas correderas y sus precios. Una puerta corredera de madera de una calidad aceptable puede adquirirse por un precio que ronde los cien €/unidad, si bien algunas alcanzan los 400 €/unidad. Recientemente hay una tendencia en puertas correderas con raíles de acero vistos y, que como hemos mentado previamente, comprometen el poner un mueble junto a esa pared sobre la que desliza la puerta.