Saltar al contenido

6 consejos sobre de qué forma crear cocinas blancas perfectas

Las cocinas de los blancos se ven preciosas. Por otro lado, las cocinas blancas asimismo pueden ser demasiado estrictas y estériles cuando uno ha estado expuesto a ellas a lo largo de bastante tiempo. Ahora se presentan ciertas recomendaciones de nuestros especialistas diseñadores de cocina que puede emplear, para clavar el aspecto blanco en su cocina.

Todos queremos cocinas blancas y prístinas que de manera frecuente vemos en las gacetas. Las cocinas en blanco se ven atractivas, puras y limpias. Rezuman la sensación de una paleta de colores vacía que solo precisa ser llenada.

1. El “blanco” correcto

El blanco es polivalente, y si piensas que es desganado, entonces debes pensarlo nuevamente. El blanco puede ser mejorado por otros elementos; agrega varios paños de cocina refulgentes, alguna vajilla adornada o bien ciertas plantas de interior, y el espacio se convierte por un instante.

Si sostienes la apariencia simple y no embrollada, consigues un entorno que puede hacerse muy visualmente agradable y vibrante.

2. Gasto en gabinetes

Cuando se trata de cocinas blancas, el demonio está en los detalles. En vez de decantarse por guardarropas simples y básicos, intente instalar aquellos con un tanto de teatro. Interesantes detalles arquitectónicos, puertas embellecidas, pomos de decoración y formas de paneles, aseguran que se vean más estéticas.

Es esencial usar diferentes géneros de acabados en una paleta completamente blanca. Si los gabinetes son refulgentes, las encimeras mates equilibran el brillo.

3. Destacar los contrastes

Una vez que el aspecto primordial de los gabinetes se fija en el blanco, agrega contrastes interesantes en otros elementos de decoración. Una encimera de grano o bien vidrio, un interesante salpicadero de vidrio, porcelana o bien acero crea un sorprendente y agradable punto focal. Junte una encimera rústica de ladrillo crudo con una cocina actual, o bien mostradores modernos de Corian con cocinas tradicionales. Estos asimismo marchan como un principios de la charla.

4. Ponte inventivo con los suelos

Mientras que las cocinas blancas son muy elegantes, asegúrate de añadir un piso que la eleve, en lugar de uno que la niegue. Un suelo de contraste en madera o bien azulejos de porcelana con diseños peculiares agrega dramatismo al espacio de la cocina. Otros materiales que pueden ser usados son el bambú (una opción alternativa ecológica que está libre gratis), la terracota (estilo tradicional de granja), la madera (madera texturizada recuperada) y la cerámica (durable y resistente como la piedra).

5.  Aparatos ocultos

Los aparatos que sobresalen o bien se muestran al azar se ven feos. En cambio, en una cocina absolutamente blanca, la integración de los electrodomésticos en los muebles o bien gabinetes crea un aspecto limpio y sin grietas. El acero inoxidable asimismo va bien con la paleta de colores blancos.

6. Iluminación natural

La luz natural reflejada en las paredes blancas es la vista más deslumbrante para despertar a la primera hora de la mañana. De forma inmediata hace que el espacio sea refulgente, alegre y reduce la dependencia de la iluminación artificial.

Coloca los guardarropas lejos de las ventanas, crea dramatismo con extrañas luces colgantes, agrega iluminación incrustada bajo los guardarropas y sobre las encimeras. Estos combinan la decoración con la funcionalidad para hacer de la cocina una de armonía y cohesión.

Las cocinas blancas son bellas mas precisan planificación y mucho mantenimiento.

¿Tiene una cocina blanca en su casa? Si la tiene, nos encantaría verla y escuchar de qué forma la decora.