Saltar al contenido

6 formas de diseñar cocinas que avejentan contigo

La mayoría de nosotros adquirimos casas con el pensamiento de que nos cobijarán a lo largo de toda nuestra vida. No obstante, tratándose de interiores, en especial el diseño de cocinas, no nos lleva más de dos años al unísono. ¿Alguna vez has pensado en de qué manera te las arreglarás conforme avejentes?

Aunque el presente es lo único que nos puede atraer, es esencial meditar asimismo en lo que nos depara el futuro. Es posible que haya progenitores ancianos que se muden con nosotros, o bien que utilicemos la casa hasta nuestra vetustez. Los interiores, singularmente las cocinas, han de ser diseñados teniendo presente todos y cada 1 de los pequeños aspectos. Acá hay 6 formas de hacer que nuestras cocinas sean a prueba de edad;

1. Gabinetes estándar de profundidad de mostrador

Para que la cocina sea a prueba de edad, hay que sostenerla simple, básica y muy elegante. Complicar el diseño agregando paneles de refrigerador y patas de gabinete de mucho lujo puede progresar la apariencia, mas hace que sea poquísimo práctico para trabajar. Conforme avejentamos, somos más propensos a chocar los codos, rodillas y tobillos con los guardarropas y muebles con ángulos extraños y que sobresalen.

2. Optimar las esquinas

Los guardarropas de esquina ciega dan un almacenaje inusual, mas frecuentemente se transforman en un espacio desperdiciado o bien en un vertedero para los cubiertos y el equipo de nutrición no usados. Inclinarse para recobrar algo o bien efectuar el movimiento de inclinarse y recoger todo el tiempo no es recomendable y se hace todavía más bastante difícil conforme avejentamos.

En su sitio, los guardarropas de esquina pertrechados con almacenaje en carrusel, organizadores de guardarropas o bien múltiples cajones suprimen la necesidad de trabajar y buscar exageradamente. Al paso que los organizadores de gabinetes vienen en diferentes diseños y materiales, la base de múltiples cajones o bien aun un susan perezoso es igualmente recomendable. Contestar esto en los gabinetes de pared asimismo asegura que cada pulgada de almacenaje de la cocina está absolutamente optimada.

3. Cajones sobre los gabinetes

Los cajones son la opción mejor en comparación con los guardarropas de puerta en tanto que todo está bien organizado y todos y cada 1 de los aparejos y cubiertos pueden ser expuestos al unísono. Los guardarropas con puertas nos fuerzan a arrodillarnos y a mirar por todos lados, lo que se transforma en un inconveniente para los miembros avejentados y las rodillas enclenques. Pocos cajones grandes son mejores que muchos pequeños. Aquellos más anchos de treinta-treinta y 5 pulgadas pueden acomodar muchas ollas y sartenes.

4. Despensa PullOut

Con un espacio separado para el almacenaje de comestibles o bien una despensa que poquito a poco se marcha transformando en una parte esencial de la mayor parte de las cocinas modulares modernas, un criterio esencial a estimar es la manera en que está desarrollada.

Las despensas extraíbles son muy recomendables para los dueños de residencias de todas y cada una de las edades. Dejan que todo se muestre y se escoja de una ojeada, son recomendables, dejan un simple acceso a las latas y cajas de cereales, y asimismo ocasionan menos tensión en la espalda y las piernas. Aparte de el alimento, en estas despensas se pueden guardar aparatos potables como molinillos, cocinas y tostadoras.

5. Espacio libre

Aunque la cocina ocupa un espacio limitado, debe haber suficiente espacio entre las paredes lindantes y las áreas de la cocina. Llamado espacio libre, la distancia estándar entre los guardarropas, los electrodomésticos y las paredes ha de ser de treinta y 6 pulgadas, suficiente para poder atravesarlas con comodidad, como para otorgar un acceso conveniente a las puertas y los cajones.

Para el acceso de la silla de ruedas, se deben separar 10 pulgadas auxiliares. Las cocinas deben tener un espacio de paso de por lo menos cuarenta pulgadas entre las estructuras opuestas, al paso que las cocinas en forma de O bien deben tener por lo menos sesenta pulgadas de espacio libre entre dos estructuras opuestas.

6. Fregadero y cocina en la proximidad

Una labor que de forma frecuente se repite y que no consideramos hasta el momento en que se vuelve realmente difícil de manejar, es el movimiento de ollas y sartenes pesadas entre el fregadero y la estufa. Conforme avejentamos, los brazos y la espalda sienten el ahínco de levantar cosas pesadas, y el derrame de comida o bien agua se transforma en un riesgo de deslizamiento por sí solo.

Área de trabajo de los mostradores

Reducir la distancia entre estas dos áreas de trabajo asegura que las ollas no se sostengan más tiempo del preciso, como hace que cocinar sea más recomendable. Poniendo una pequeña cantidad de espacio en la encimera entre las dos minimiza la molestia todavía más, en tanto que hay espacio para poner las cosas.
Posición de hundimiento

Si poner el fregadero y la encimera 1 al lado del otro no marcha debido al diseño o bien la predisposición de la cocina, ponga el fregadero de forma directa enfrente de la estufa de forma que el movimiento requiera solo ciento ochenta grados de maniobra. Las cocinas paralelas o bien la predisposición de las cocinas marcha mejor para esta configuración.

Hay múltiples otras formas de hacer la cocina recomendable para nuestro empleo. Además de la belleza y el aspecto general, como dueños, no debemos ignorar la conveniencia conforme pasa el año. Una enorme cocina no es solo atrayente, sino más bien asimismo funcional.