Saltar al contenido

Triángulo de trabajo en la cocina: Fundación para una cocina eficaz

El triángulo del trabajo en la cocina es una parte esencial del diseño de la cocina. Una cocina casera tiene 3 labores primordiales que se realizan entre la zona de cocción (cocina, horno y microondas), la zona de lavado (el fregadero) y la zona de almacenaje (guardarropas, nevera y congelador). Estos 3 puntos focales vitales y las líneas imaginarias que forman sus límites, conforman lo que los especialistas en cocina llaman el Triángulo del Trabajo en la Cocina.

Puesto que el triángulo de la cocina es donde la mayor parte de las labores de cocina se efectúan a diario, lograr el equilibrio adecuado a lo largo de la construcción, es esencial. Lo idóneo es que ninguno esté a más de dos o bien 3 pasos de distancia del otro.

Como regla general, la distancia entre las 3 áreas del triángulo de trabajo de la cocina no ha de ser menor de 4 con 5 pies y no mayor de 8 con 5 pies.

Si la distancia es demasiado pequeña, la cocina puede sentirse apretada, y si es demasiado grande, hace que el proceso de cocción sea aburrido. Sostener la distancia adecuada reduce los pasos desperdiciados y hace que la cocina sea simple de emplear y eficaz.

Factores como la distribución, el tamaño de los electrodomésticos, Vastu, etcétera pueden afectar el diseño general. En cocinas rectas, por poner un ejemplo, es geométricamente imposible conseguir un auténtico triángulo – mas la eficacia aún se puede conseguir a través de la configuración de las 3 zonas, y la distancia entre ellas. La planificación de la cocina siempre y en todo momento empieza con el fregadero, la placa y el horno. Encájalos y cerciórate de que estás contento con la manera en que se relacionan entre sí. El frigo y el congelador son aparatos más flexibles, que pueden ser instalados después. Vas a conocer más sobre estos increíbles conocimientos de cocina cuando en3 en 1 de nuestros centros de experiencia. El equipo de Puertas de Madera Pro va a estar encantado de asistirle.